Lectura placentera genera actividades recreativas en alumnos del segundo ciclo

Alumnos | Publicada el 17 DE MAY 2010, 11:43

Un proyecto que busca lograr que los chicos experimenten el placer por la lectura motivó entusiasmo entre estudiantes de cuarto y quinto año de la escuela Carmen Vera Arenas de la UNCuyo que, luego de leer El Corsario Negro y El Principito se caracterizaron como algunos de los personajes y mostraron al resto del establecimiento educativo diferentes  trabajos relacionados con esas obras.


Lectura placentera genera actividades recreativas en alumnos del segundo ciclo

La propuesta, desarrollada por el profesor de Lengua Aldo Alarcón, para alumnos de cuarto a séptimo año, se basa en el principio de que los chicos descubran y disfruten de la lectura de obras de literatura y adquieran el hábito desde temprana edad. 

Una de las actividades recreativas vinculadas con la literatura que más entusiasmaron fue una muestra de personajes de que cada uno de los chicos homenajeó caracterizándose como ellos, produciendo láminas alusivas, entre otras. Los trabajos generaron una actitud positiva en los niños y sus familias y ganas de sumar más actividades recreativas relacionadas con la lectura. Así, ya se están programando representaciones teatrales, clases de lectura abiertas donde participen los padres y visitas de algunos autores como Liliana Bodoc o Susana Lara.

 

El puntapié inicial

Sobre el diagnóstico de que varias de las dificultades que más se observan están relacionadas con la comprensión lectora el profesor de lengua resolvió  priorizar entre sus alumnos la lectura de libros en sus distintos géneros.

La selección incluyó la narrativa histórica, la poesía y por supuesto la narración fantástica y realista. Entre los títulos más destacados que se eligieron para los chicos de 9  y 10 años son  “E l Principito”, el “Corsario Negro”, “Ami, el niño de las estrellas”, “La Ciudad de las Bestias”, “De la Tierra a la Luna”, “Juan Salvador Gaviota” y otros.

La propuesta funcionó en los alumnos que se entusiasmaron tanto que hasta dejaron de lado la computadora para dedicarse a los libros, según relataron algunos padres. De este modo los chicos están muy estimulados en el área de Lengua y Literatura con clases de lectura y reflexión de los ejemplares leídos.




Últimas novedades